La víctima perfecta

Si hubieran hecho un informe posterior sobre mi vida me hubieran visto sonreír, y disfrutar de nuevo. Me hubieran visto viajar, ir a la universidad, independizarme. Me hubieran visto negarme a renunciar a mi libertad sexual, negarme a tener miedo, negarme a vivir atrapada en esa noche. Quizá no hubieran visto las dudas, ni las lágrimas a veces a escondidas, ni las pesadillas. Quizá no me escucharan hablar de ello. De hecho tardé años en verbalizarlo. Ojalá yo no me acordara de lo que me hicieron cada vez que escucho las dudas, el cuestionamiento constante… cada vez que escucho al abogado de La Manada decir que “tan solo tenia que decir no”, como acabo de escucharle ante el Tribunal Supremo. A veces pienso que algunos hombres no entenderán nunca lo difícil que es ese no, porque son incapaces de ver la violencia normalizada en la que vivimos las mujeres, la cantidad de veces al día que se nos cuestiona, se nos silencia, se nos borra, se nos tutela, se nos explica hasta lo que debemos hacer cuando somos violadas. Como si fuera nuestro comportamiento el que hay que corregir, como si fuéramos nosotras a las que se está juzgando… Nunca cumplimos las expectativas porque la víctima perfecta, esa a la que creeríais, es la que ya no puede responderos, ni defenderse.
Hoy nos vemos de nuevo en las calles!

#YoTeCreo #LaManada #NoEsAbusoEsViolación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *