Libertad para Ángel

Ángel Hernández ayudó a su mujer a morir dignamente y por ello será juzgado por violencia de género o violencia machista. 

Y, sin embargo, recordemos que … 

No fue juzgado como violencia machista el asesinato de Diana Quer a manos de “El Chicle”, a pesar de que el móvil era claramente sexual 

No fue juzgado como violencia machista el asesinato de Laura Luelmo, violada y asesinada por el simple hecho de ser mujer 

No fue juzgado como violencia machista la agresión sexual en grupo de “La Manada” a C, una joven de 19 años.

No será juzgado como violencia machista el asesinato de Lili, la mujer prostituida del Raval, a manos de su proxeneta. 

No fue juzgado como violencia machista el asesinato de Ruth (6 años) y Jose (2 años) a manos de su padre, José Bretón (quien fue juzgado por un Jurado Popular).

Lo que Ángel Hernández ha hecho no tiene nada que ver con la violencia machista, con el patriarcado o con la opresión estructural que sufrimos todas las mujeres por el hecho de serlo. Ni siquiera se trata de un crimen puesto que simplemente ha ayudado a morir dignamente a su compañera de vida. Decir que esta acción es violencia machista denota una enorme ignorancia y ya sabemos que, donde falta información, asoma la injusticia. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *