Somos abolicionistas

A menudo nos dicen que somos unas mojigatas, unas neomonjas que odian o temen el sexo por ser abolicionistas de la prostitución. Pero las feministas somos las únicas que hemos entendido que no vamos a conformarnos nunca más con que las mujeres “consintamos”, con que nos “dejemos follar”. No, señores, nosotras somos sujetos activos, no objetos complacientes que puedan comprarse. Si no hay deseo mutuo, NO es sexo. ¿Quiénes son realmente los mojigatos/mojigatas?

Hoy es el #DiaMundialContraLaTrata . Pero está vergüenza, esta esclavitud del siglo XXI no puede ser solo tomada en cuenta un día al año. Y las mujeres y las niñas somos las más vulnerables. La ONU publicó un informe mundial en 2016:

• En el periodo de 2003 hasta 2016, la ONU contabilizó unas 225.000 víctimas de tráfico de personas.

• El perfil de la víctima de trata es claro: las mujeres adultas suponen casi la mitad de todos los afectados en 2016. A ellas les siguen las niñas (23%), los hombres adultos (21%) y por último los niños (7%).

• El principal fin del tráfico de personas en todo el mundo es la explotación sexual, que supone el 59% de todos los casos registrados en 2016. La otra gran parte de las víctimas (34%) son utilizados para realizar trabajos forzados. El 7% restante sufren otras formas de explotación, como tráfico de órganos, obligación a participar en actividades criminales o vender a sus bebés recién nacidos.

#SoyAbolicionista #SoyAbolicionistaPorqueSoyFeminista #AbolicionismoOBarbarie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *